1986. Cuentos completos

By Rodrigo Rey Rosa

Un maestro en el género: este volumen fundamental incluye sus relatos publicados y algunos inéditos.

«El hecho que más me ha parecido premonitorio de los angeles muerte ha sido darme cuenta de que una character que me gustaba me aburre profunda, infinitamente.»

Muy pocos autores llegan a dominar el género del relato, cercano a l. a. poesía por su brevedad e impacto y del que Cortázar, Bioy Casares o Borges son los grandes maestros en lengua española: Rodrigo Rey Rosa está a l. a. altura de esos clásicos. Perturbadores, sensuales, angustiantes y llenos de suspense, dejan al lector absorto después de leerlos, como si despertara de un sueño o de un golpe. los angeles lectura de cada uno de estos cuentos, pertenecientes a seis libros distintos, hasta los últimos, inéditos y de escritura muy reciente, es una experiencia singular, cercana a un viaje inesperado. El recorrido traza también un retrato literario de los angeles evolución de un autor único.

La crítica ha dicho...
«Una literatura de los sentidos y del conocimiento esencial. Sensual y ethical. Leer para disfrutar casi irracionalmente.»
Ernesto Ayala-Dip, El Correo Español

«Quizá Rey Rosa hace con su propio país lo que su maestro Paul Bowles con Marruecos: verlo desde una distancia breve pero infranqueable, donde los angeles máxima economía de estilo acrecienta l. a. fuerza de las ambigüedades.»
Edgardo Dobry, El País

«Ese estilo que identificamos con los clásicos, donde las palabras son tan esenciales como l. a. tensión narrativa que crean. Añádase asimismo una forma muy abnormal de humor, este buen humor de quien escribe consciente de que una buena historia se apoya siempre en esta zona donde l. a. invención no niega los angeles realidad pero sí l. a. supera.»
J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia

«Una obra extraordinariamente contenida, parca, intrigante. Una literatura a salvo de gestos inútiles, donde l. a. belleza parece nacer de esa curiosa inclinación por el silencio.»
Raphaëlle Rérolle, Le Monde

«Una escritura despojada hasta el máximo, en l. a. que ninguna palabra sobra, y sin embargo envolvente y sensual hasta rozar lo obsesivo, casi como un sueño vivido.»
Pere Gimferrer

«Incita al misterio y al ultimate de l. a. lectura creemos haber cerrado en falso una herida.»
Arturo García Ramos, ABC (Cultural)

«Una propuesta editorial que consolida una obra numerous, de impecable ejecución, y así agrupada es una felicitación para sus adeptos.»
Francisco Solano, Babelia

Show description

Preview of 1986. Cuentos completos PDF

Best Short Stories books

Means of evil and other stories

London released Fiction

Greasy Lake and Other Stories (Contemporary American Fiction)

Mythic and life like, farcical and tragic, The Washington put up e-book global says those masterful tales mark T. Coraghessan Boyle's improvement from "a prodigy's audacity to anything that packs much more of a wallop: mature artistry. " They conceal every thing, from a terrifying come across among a number of suburban young people and a murderous, drug-dealing biker, to a touching even though doomed love affair among Eisenhower and Nina Khruschev.

Something to Remember Me By: Three Tales (Penguin Classics)

A trio of brief works via the Nobel laureate and "greatest author of yankee prose of the 20th century" (James wooden, the hot Republic)While Saul Bellow is understood most sensible for his longer fiction in award-winning novels resembling The Adventures of Augie March and Herzog, whatever to recollect Me by means of will draw new readers to Bellow because it showcases his awesome reward for growing memorable characters inside a smaller canvas.

The Portable Mark Twain (Penguin Classics)

Satirist, novelist, and prepared observer of the yank scene, Mark Twain continues to be one of many world's best-loved writers. This pleasant number of Twain? s favourite and such a lot memorable writings contains chosen stories and sketches corresponding to the distinguished leaping Frog of Calaveras County, How I Edited an Agricultural magazine as soon as, Jim Baker's Blue-Jay Yarn, and a real tale.

Additional info for 1986. Cuentos completos

Show sample text content

El primer árbol de los angeles próxima avenida está marcado: -U-; el de los angeles de más allá: U-. El de los angeles siguiente -O. Luego: -O-; O-… Después de contar noventa árboles en l. a. avenida -I-, yo me había sentado a descansar en lo alto del montículo de piedra en el centro de los angeles plaza round. period el atardecer. Iba a escribir el número noventa cuando oí ladridos. Un pájaro pardo voló sobre l. a. plaza. Yo me levanté, bajé las doce gradas de piedra y corrí hacia los árboles. Subí al primero, marcado IE-. Parece que todos han vuelto y todo ha vuelto a lo basic. Un día y una noche estuvieron ausentes, y no traté de huir. Es los angeles presencia de los perros y los guardias lo que me instiga a l. a. fuga. Yu debe de creer que lo he abandonado. Al pie del árbol IE- han atado a un hombre corpulento. Desde donde estoy, he podido observar l. a. formación, he oído el canto. Los hombres se colocan en el orden indicado por los guardias, muy cerca el uno del otro. Sus hombros parece que se tocan. Al principio hay un murmullo normal, sobresale aquí una voz, se oye un gruñido más allá. Alguien tose. Los sonidos son intensos. Hay pequeños movimientos en todas las filas. Luego, bruscamente, hay silencio, el movimiento cesa. Se oye una música. Algo le ocurre a mi cara. Me doy cuenta de que los angeles música es producida por los prisioneros. l. a. canción tiene sobre mí un efecto físico. Es una sensación agradable que corre por toda mi piel. Lleno de aire mis pulmones. Me meto los dedos en l. a. boca porque veo que estoy a punto de entonar. Esto ocurre cada vez que oigo, aunque sea débilmente, entretejido con las otras voces, el sonido yu. Imposible anotar las palabras de que está hecho el canto. l. a. satisfacción de descubrir que son palabras. Recuerdo el aire, y creo adivinar el propósito de los primeros versos: convencer a estos —¿mil, dos mil? — hombres de que no son más que un solo hombre, que razona, que ama su trabajo y que es feliz. Hacia el ultimate, el canto degenera en recitado, y los versos se convierten en órdenes. Me ha sorprendido ver que los guardias desempeñan en todo esto un papel mínimo. Una vez reunidos en los angeles plaza, los hombres parecen obrar de propio acuerdo. Ordenadamente, al terminar el canto, cada uno se dirige a su lugar de trabajo. Los guardias se quedan en los angeles plaza, platicando, fumando cigarrillos —hasta vi a uno que orinaba contra el montículo de piedra. Cuando el sol culmina sobre los angeles plaza, los guardias buscan los angeles sombra. He escapado, después de una larga noche de hambre y de sed. Desde el amanecer he caminado por l. a. orilla del arroyo, que pasado el mediodía afluyó a un río caudaloso. Escapar no fue difícil. Cuando el canto de hoy terminó y los prisioneros comenzaron a desfilar hacia sus sitios de hard work, me descolgué del árbol. Anduve cierta distancia por l. a. avenida IE-, y luego doblé a l. a. izquierda y atravesé por los angeles maleza para llegar a l. a. avenida -U. Corrí, pasando prisioneros, hasta alcanzar a Yu, que no me reconoció: period el efecto del canto. En vano le mostré el cuaderno, su propia letra. Al principio despatchedí enojo; después, lástima.

Download PDF sample

Rated 4.37 of 5 – based on 26 votes