Cien años de soledad (Spanish Edition)

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

 

Con estas palabras empieza una novela ya legendaria en los anales de l. a. literatura common, una de las aventuras literarias más fascinantes del siglo xx. Millones de ejemplares de Cien años de soledad leídos en todas las lenguas y el Premio Nobel de Literatura coronando una obra que se había abierto paso a “boca a boca” —como gusta decir el escritor— son los angeles más palpable demostración de que l. a. aventura fabulosa de los angeles familia Buendía-Iguarán, con sus milagros, fantasías, obsesiones, tragedias, incestos, adulterios, rebeldías, descubrimientos y condenas, representaba al mismo tiempo el mito y l. a. historia, l. a. tragedia y el amor del mundo entero.

Show description

Preview of Cien años de soledad (Spanish Edition) PDF

Similar Literary Classics books

The Book of Laughter and Forgetting

Wealthy in its tales, characters, and innovative variety, The e-book of Laughter and Forgetting is the unconventional that introduced Milan Kundera his first monstrous foreign good fortune within the past due Nineteen Seventies. like several his paintings, it really is worthwhile for a lot greater than its old implications. In seven splendidly built-in elements, diverse elements of human life are magnified and decreased, reordered and emphasised, newly tested, analyzed, and skilled.

The Monk Who Sold His Ferrari: A Fable About Fulfilling Your Dreams & Reaching Your Destiny

The Monk Who bought His Ferrari: A delusion approximately satisfying Your goals and achieving Your future by way of motivational speaker and writer Robin Sharma is an inspiring story that gives a step by step method of residing with higher braveness, stability, abundance and pleasure. The Monk Who bought His Ferrari tells the intense tale of Julian Mantle, a legal professional pressured to confront the non secular trouble of his out-of-balance existence, and the next knowledge that he profits on a life-changing odyssey that allows him to create a lifetime of ardour, objective and peace.

Framley Parsonage (Penguin English Library)

During final century, Anthony Trollope's fictional county of Barset has develop into one in all English literature's so much 'real', so much celebrated landscapes. Framley Parsonage—the fourth of his engrossing Barsetshire novels—concerns itself with the drastic misjudgements of an amiable yet naive and overly formidable younger clergyman.

Mary Barton (Penguin Classics)

‘O Jem, her father won’t hearken to me, and it’s you want to store Mary! You’re like a brother to her’Mary Barton, the daughter of disappointed alternate unionist, rejects her working-class lover Jem Wilson within the desire of marrying Henry Carson, the mill owner’s son, and creating a greater lifestyles for herself and her father.

Extra info for Cien años de soledad (Spanish Edition)

Show sample text content

José Arcadio había ido el día anterior a los angeles tienda de Pietro Crespi. Lo había encontrado dictando una lección de cítara y no lo llevó aparte para hablarle. «Me caso con Rebeca», le dijo. Pietro Crespi se puso pálido, le entregó l. a. cítara a uno de los discípulos, y dio los angeles clase por terminada. Cuando quedaron solos en el salón atiborrado de instrumentos músicos y juguetes de cuerda, Pietro Crespi dijo: —Es su hermana. —No me importa —replicó José Arcadio. Pietro Crespi se enjugó l. a. frente con el pañuelo impregnado de espliego. —Es contra natura —explicó— y, además, l. a. ley lo prohíbe. José Arcadio se impacientó no tanto con l. a. argumentación como con los angeles palidez de Pietro Crespi. —Me cago dos veces en natura —dijo—. Y se lo vengo a decir para que no se tome los angeles molestia de ir a preguntarle nada a Rebeca. Pero su comportamiento brutal se quebrantó al ver que a Pietro Crespi se le humedecían los ojos. —Ahora —le dijo en otro tono—, que si lo que le gusta es los angeles familia, ahí le queda Amaranta. El padre Nicanor reveló en el sermón del domingo que José Arcadio y Rebeca no eran hermanos. Úrsula no perdonó nunca lo que reflect onó como una inconcebible falta de respeto, y cuando regresaron de l. a. iglesia prohibió a los recién casados que volvieran a pisar los angeles casa. Para ella period como si hubieran muerto. Así que alquilaron una casita frente al cementerio y se instalaron en ella sin más muebles que los angeles hamaca de José Arcadio. los angeles noche de bodas, a Rebeca le mordió el pie un alacrán que se había metido en su pantufla. Se le adormeció l. a. lengua, pero eso no impidió que pasaran una luna de miel escandalosa. Los vecinos se asustaban con los gritos que despertaban a todo el barrio hasta ocho veces en una noche, y hasta tres veces en los angeles siesta, y rogaban que una pasión tan desaforada no fuera a perturbar l. a. paz de los muertos. Aureliano fue el único que se preocupó por ellos. Les compró algunos muebles y les proporcionó dinero, hasta que José Arcadio recuperó el sentido de l. a. realidad y empezó a trabajar las tierras de nadie que colindaban con el patio de l. a. casa. Amaranta, en cambio, no logró superar jamás su rencor contra Rebeca, aunque los angeles vida le ofreció una satisfacción con que no había soñado: por iniciativa de Úrsula, que no sabía cómo reparar los angeles vergüenza, Pietro Crespi siguió almorzando los martes en los angeles casa, sobrepuesto al fracaso con una serena dignidad. Conservó l. a. cinta negra en el sombrero como una muestra de aprecio por los angeles familia, y se complacía en demostrar su afecto a Úrsula llevándole regalos exóticos: sardinas portuguesas, mermelada de rosas turcas y, en cierta ocasión, un primoroso mantón de Manila. Amaranta lo atendía con una cariñosa diligencia. Adivinaba sus gustos, le arrancaba los hilos descosidos en los puños de l. a. camisa, y bordó una docena de pañuelos con sus iniciales para el día de su cumpleaños. Los martes, después del almuerzo, mientras ella bordaba en el corredor, él le hacía una alegre compañía. Para Pietro Crespi, aquella mujer que siempre examineó y trató como una niña, fue una revelación.

Download PDF sample

Rated 4.62 of 5 – based on 23 votes