Sentido y sensibilidad (Penguin Clásicos)

By Jane Austen

Los mejores libros jamás escritos.

«La pongo al par de Shakespeare, Cervantes y Henry Fielding.»
Henry James

En Sentido y sensibilidad, Jane Austen explora con sutileza e ironía las opciones de l. a. mujer en una sociedad rígida, donde el éxito o el fracaso dependen de l. a. elección del marido. l. a. historia se centra en dos hermanas, Elinor y Marianne, cuyas personalidades antagónicas ejemplifican dos posibles respuestas femeninas ante l. a. hipocresía dominante: el «sentido común» y los angeles «sensibilidad». Sin embargo, tanto un camino como el otro entrañan sus peligros.

Esta edición incorpora una cronología detallada y recupera los angeles introducción de los angeles edición unique de Penguin Clásicos a shipment de Tony Tanner, uno de los mayores especialistas en l. a. obra de Jane Austen, a cuyo estudio dedicó gran parte de su carrera. Fue catedrático de literatura inglesa y norteamericana en los angeles Universidad de Cambridge.

«Venga, entre amigos no hay secretos.»

Show description

Preview of Sentido y sensibilidad (Penguin Clásicos) PDF

Similar Literary Classics books

The Book of Laughter and Forgetting

Wealthy in its tales, characters, and imaginitive diversity, The e-book of Laughter and Forgetting is the unconventional that introduced Milan Kundera his first gigantic overseas luck within the past due Nineteen Seventies. like any his paintings, it really is important for much greater than its historic implications. In seven splendidly built-in elements, varied elements of human life are magnified and decreased, reordered and emphasised, newly tested, analyzed, and skilled.

The Monk Who Sold His Ferrari: A Fable About Fulfilling Your Dreams & Reaching Your Destiny

The Monk Who bought His Ferrari: A fantasy approximately gratifying Your goals and achieving Your future through motivational speaker and writer Robin Sharma is an inspiring story that offers a step by step method of residing with better braveness, stability, abundance and pleasure. The Monk Who bought His Ferrari tells the extreme tale of Julian Mantle, a legal professional compelled to confront the non secular difficulty of his out-of-balance existence, and the next knowledge that he profits on a life-changing odyssey that allows him to create a lifetime of ardour, goal and peace.

Framley Parsonage (Penguin English Library)

During final century, Anthony Trollope's fictional county of Barset has develop into certainly one of English literature's such a lot 'real', so much celebrated landscapes. Framley Parsonage—the fourth of his engrossing Barsetshire novels—concerns itself with the drastic misjudgements of an amiable yet naive and overly bold younger clergyman.

Mary Barton (Penguin Classics)

‘O Jem, her father won’t hearken to me, and it’s you need to shop Mary! You’re like a brother to her’Mary Barton, the daughter of disenchanted alternate unionist, rejects her working-class lover Jem Wilson within the wish of marrying Henry Carson, the mill owner’s son, and creating a greater lifestyles for herself and her father.

Additional resources for Sentido y sensibilidad (Penguin Clásicos)

Show sample text content

Y aquí terminó el diálogo. Nunca había tenido Marianne tan pocas ganas de bailar como aquella noche, y nunca esta diversión l. a. había fatigado tanto. Se quejaba de ello al volver a Berkeley highway. –Sí, sí –dijo los angeles señora Jennings–, bien conocemos el motivo: no hay más que pensar en cierta personality, que es mejor que no nombre. Si hubiese estado allí no te habrías aburrido tanto, y a decir verdad, no ha sido muy galante, pues se le invitó. –¿Le invitaron? –exclamó Marianne. –Sí, mi hija Middleton me lo dijo ayer; parece que sir John lo encontró por los angeles calle. Marianne no dijo una palabra más y undertakeó un aire acongojado. Deseosa de hacer algo que aliviase a su hermana, Elinor resolvió escribir aquel mismo día a su madre, ya que confiaba despertar en ella temores por los angeles salud de Marianne y decidirla a llevar a cabo aquellas investigaciones que tantas veces habían sido aplazadas. Y se sintió más dispuesta a tomar esta medida al darse cuenta, por l. a. mañana, después del desayuno, de que Marianne volvía a escribir a Willoughby, por cuanto no period possible que lo hiciese a otra character. Hacia el mediodía los angeles señora Jennings salió de casa para atender unos asuntos y Elinor comenzó su carta, mientras Marianne, demasiado inquieta para hacer nada y demasiado acongojada para conversar, se paseaba de una a otra ventana o se sentaba junto al fuego en melancólica meditación. Mientras, Elinor se aplicaba en referir a su madre todo lo sucedido, sus sospechas de los angeles inconstancia de Willoughby, instándola en nombre de sus deberes y su afecto, a solicitar de Marianne una explicación sobre sus relaciones con aquel joven. Apenas terminada los angeles carta, un coche hizo presentir una visita, y al poco anunciaron al coronel Brandon. Marianne, que le había divisado desde los angeles ventana y que odiaba cualquier clase de visitas, abandonó l. a. estancia antes que entrase el coronel. Éste parecía más solemne que de costumbre y, aunque expresando su satisfacción por hallar a Elinor sola, como si tuviese algo specific que referirle, estuvo unos momentos sentado sin pronunciar palabra. Elinor intuyó que había ido para comunicarle algo referente a su hermana, y esperó con impaciencia a que comenzase a explicarse. No period los angeles primera vez que tenía aquella sensación, pues en más de un caso, comenzando con �su hermana parece que hoy no se encuentra muy bien» o �su hermana parece algo decaída», había aparentado estar a punto de revelar o preguntar algo referente a Marianne. Luego de un silencio de unos minutos, Brandon preguntó con agitación, si tenía que darle los angeles enhorabuena por tener un nuevo hermano. Elinor no esperaba aquella pregunta y, no sabiendo qué contestar, chooseó por el trillado sistema de preguntar qué quería decir con ello. Brandon respondió tratando de sonreír: –El compromiso de su hermana con el señor Willoughby es bien conocido. –No lo creo –replicó Elinor–, porque mi familia no sabe nada. Brandon pareció sorprenderse y añadió: –Excúseme si mi pregunta ha resultado inoportuna, pero yo no imaginaba ningún secreto en ello, ya que l. a. gente habla abiertamente de los angeles boda.

Download PDF sample

Rated 4.83 of 5 – based on 48 votes