Una vida

«Maupassant, a quien se ha llamado maestro del mot juste, nunca ha sido un mero tratante de palabras. Sus mercancías no han sido cuentas de vidrio sino pulidas gemas: quizá no las más raras y preciosas, pero sí con las mejores aguas de su género.» Joseph Conrad

«Una vida es no sólo incomparablemente l. a. mejor novela de Maupassant, sino también l. a. mejor novela francesa desde Los miserables.» Lev N. Tolstói

A los diecisiete años, Jeanne sale del internado para regresar a l. a. casa solariega de sus padres en Normandía. Pletórica de ilusiones, mimada por su familia y fascinada por l. a. plenitud de una naturaleza que parece murmurar y soñar con ella, no conoce «del amor sino su poesía». Al cabo de unos meses, está casada con un joven vizconde: el deseo, l. a. sensualidad de su marido los angeles avergüenzan y humillan; pero, cuando finalmente se produce «la revelación misteriosa de esos hechos en los que stay el gran secreto del amor», l. a. convivencia cotidiana, el hábito que sucede fatalmente a los grandes descubrimientos, no tarda en mostrar «las rarezas de carácter de Julien, sus rasgos de dureza, su avaricia y, por fin, su infidelidad».

Maupassant publicó Una vida, su primera novela, en 1883, cuando ya period un escritor famoso, tras l. a. estela de Flaubert; y en ella narró «la humilde verdad», según reza su subtítulo, de los angeles vida de una mujer atrapada en un mundo de arcaicas convenciones -regidas por el dinero, los títulos y los hombres- y destinada a sufrir con pasividad los embates de los angeles familia, l. a. religión, el matrimonio, los angeles maternidad, e incluso de «instituciones» menos morales como las amantes de los maridos.

Show description

Quick preview of Una vida PDF

Best Literary Classics books

The Book of Laughter and Forgetting

Wealthy in its tales, characters, and imaginitive diversity, The e-book of Laughter and Forgetting is the radical that introduced Milan Kundera his first titanic foreign good fortune within the overdue Nineteen Seventies. like every his paintings, it really is necessary for much greater than its historic implications. In seven splendidly built-in components, diverse elements of human lifestyles are magnified and diminished, reordered and emphasised, newly tested, analyzed, and skilled.

The Monk Who Sold His Ferrari: A Fable About Fulfilling Your Dreams & Reaching Your Destiny

The Monk Who bought His Ferrari: A fantasy approximately satisfying Your desires and attaining Your future by means of motivational speaker and writer Robin Sharma is an inspiring story that gives a step by step method of dwelling with higher braveness, stability, abundance and pleasure. The Monk Who offered His Ferrari tells the intense tale of Julian Mantle, a legal professional pressured to confront the religious hindrance of his out-of-balance existence, and the following knowledge that he profits on a life-changing odyssey that permits him to create a lifetime of ardour, goal and peace.

Framley Parsonage (Penguin English Library)

During final century, Anthony Trollope's fictional county of Barset has turn into certainly one of English literature's so much 'real', so much celebrated landscapes. Framley Parsonage—the fourth of his engrossing Barsetshire novels—concerns itself with the drastic misjudgements of an amiable yet naive and overly formidable younger clergyman.

Mary Barton (Penguin Classics)

‘O Jem, her father won’t hearken to me, and it’s you want to store Mary! You’re like a brother to her’Mary Barton, the daughter of disappointed alternate unionist, rejects her working-class lover Jem Wilson within the wish of marrying Henry Carson, the mill owner’s son, and creating a greater lifestyles for herself and her father.

Additional resources for Una vida

Show sample text content

Y luego se casará y tendrá hijos. Y hará falta dinero para criarlos. Atienda bien: va usted a vender Los Chopos… Jeanne se despatchedó en los angeles cama de un respingo: –¡Vender Los Chopos! ¿Cómo se te ocurre? Eso nunca, nunca. Pero Rosalie no se alteró: –Y yo le digo que venderá, señora, porque no queda más remedio. Y explicó las cuentas que había hecho, sus proyectos, sus razonamientos. Tras vender Los Chopos y las dos alquerías incluidas en los angeles finca a un candidato a comprador que había encontrado, se quedarían con cuatro alquerías sitas en Saint-Léonard; éstas, libres ya de hipotecas, rentarían ocho mil trescientos francos. Apartarían mil trescientos al año para las reparaciones y los angeles conservación de las propiedades; quedarían, pues, siete mil francos, de los que anualmente se gastarían cinco mil en vivir; y dejarían dos mil para una caja de pensiones. –Todo lo demás se lo ha comido usted ya; no queda nada. Y, además, ahora los angeles llave l. a. voy a guardar yo, ¿me oye? Y el señorito Paul no volverá a ver ni una perra, lo que se cube ni una perra. los angeles dejaría a usted sin un cuarto. Jeanne, que lloraba en silencio, dijo a media voz: –¿Y si no tiene para comer? –Si tiene hambre, que venga a comer a nuestra casa. Siempre habrá una cama y un plato para él. ¿Cree usted que habría hecho tantas tonterías si, desde el principio, no le hubiera dado usted ni un cuarto? –Pero tenía deudas; habría sido los angeles deshonra para él. –Y cuando a usted no le quede nada, ¿se cree que va a dejar de meterse en deudas? Usted se las pagó antes, bien está. Pero no le pagará ninguna más, se lo digo yo. Y ahora, señora, buenas noches. Y se fue. Jeanne no durmió aquella noche, con l. a. alteración de pensar en vender Los Chopos, de irse de allí, de dejar aquella casa a los angeles que estaba vinculada toda su existencia. Cuando vio entrar a Rosalie en su cuarto al día siguiente, le dijo: –Mira, hija, yo no podré nunca decidirme a marcharme de aquí. Pero l. a. sirvienta se enfadó: –Pues tendrá usted que marcharse, señora. Dentro de un rato llega el notario con el señor que se ha encaprichado de l. a. casa. Y si no vende ahora, dentro de cuatro años no tendrá usted más que una mano delante y otra detrás. Jeanne, sin salir de su anonadamiento, repetía: –No podré; no podré en l. a. vida. Una hora después, el cartero le trajo una carta de Paul que le pedía otros diez mil francos. ¿Qué hacer? Trastornada, lo seek adviceó con Rosalie, que alzó los brazos al cielo: –¿Qué le decía yo, señora? ¡Ay, apañados iban ustedes de no haber vuelto yo! Y Jeanne, doblegándose a l. a. voluntad de su doncella, contestó al joven: Mi querido hijo: no puedo hacer nada más por ti. Me has arruinado, e incluso me veo en los angeles necesidad de vender Los Chopos. Pero no olvides que siempre tendré un sitio en donde acogerte cuando quieras venir a buscar refugio junto a tu anciana madre, a los angeles que has hecho padecer mucho. JEANNE Y cuando llegó el notario en compañía del señor Jeoffrin, ex propietario de una refinería de azúcar, los recibió personalmente y los animó a que recorrieran los angeles casa y lo vieran todo.

Download PDF sample

Rated 4.51 of 5 – based on 17 votes